Product history

Crampons

Crampon Cuando Grivel inició, en 1909, la producción del primer crampón moderno con un diseño del ingeniero inglés Oskar Eckenstein, usó el mejor acero que un taller de montaña podía encontrar: el usado en los railes ferroviarios, cortado y forjado a mano.

Hoy dia todo es más industrial, pero el deseño de base del crampón fundamentalmente no ha cambiado ni con la invención de las dos puntas anteriores hecha por Laurent Grivel en 1932. Hasta los primeros años del siglo el alpinismo de exploración de las vertientes Alpinas no requiere una herramienta específica; las botas eran con clavos (las suelas de goma Vibram serán inventadas poco después de la segunda guerra mundial) esto era suficiente para afrontar las pendienes por las vias normales. La exigencia de ir a la montaña por rutas más difíciles llevó a la fabricación de los primeros crampons hasta la evolución de las 12 puntas.

El superligero Grivel de dos puntas se usó para la conquista de las tres montañas más altas del mundo, el Everest, el K2 y el Kangchenjunga. Hoy, el nuevo crampón Rambo ha establecido un nuevo estandard de prestaciones en cascada y hielo muy vertical. El acero usado hoy es mas duro y mas resistente; esto significa que penetra en el hielo con mayor efficacia y que no debe ser afilado con frecuencia. Naturalmente siendo menos elástico y aunque sea un poco más frágil, Grivel usa una particular aleación al Niquel-Cromo-Molibdeno que la experiencia ha enseñado a ser la mas fiable, incluso con las bajas temperaturas.

Efectivamente empieza ha perder sus características a –20° cuando los otros aceros entran en crisis a –5°. La linea del crampón utiliza la nueva tecnología, exclusiva de Grivel, del “estampado en rilieve” para dar una mayor rijidez y solidez no solo al cuerpo sino a todas las puntas del crampón.

Read more


Ice Axes

Ice Axe

Hacia la mitad del siglo XVIII, los Grivel, família de forjadores que trabajan en Courmayeur en 1818 al pie del Mont Blanc, en la

localidad llamada “Les Forges” que aún hoy conserva su nombre, entran en contacto con la história del alpinismo. Muchos alpinistas pasan por la forja que está al lado del camino de la montaña por lo que Grivel empieza a modificar las herramientas que fabrican para el trabajo agrícola creando un nuevo útil, más ligero y más elegante que los « señores » empiezan a apreciar. Así, sin un verdadero inventor nace el piolet.

La cabeza se forga a mano con el acero recuperado de los viejos railes del ferrocarril, después tratada térmicamente para una mejor resistencia. Se unía a un mango de fresno muy sólido y una punta hecha también en la forja. Ciertamente los pilets actuales son mas evolucionados de aquellos utiles históricos de los que estamos hablando. Hace algunos años Grivel ha redescubierto la forja como la mejor tecnología para hacer

las cabezas y puntas de los piolets: las máquinas han reemplazado al hombre para dar la orientación de la fibra del metal, típico de este trabajo, como el único sistema para obtener la máxima resistencia con el mínimo espesor de material.

Read more



Innovation timeline